viernes, 27 de diciembre de 2013

Entornos Virtuales de Aprendizaje una Oportunidad para Innovar en Educación

¿Qué se considera un EVA?

Se entiende como un entorno virtual de aprendizaje (EVA) a la creación de materiales informáticos de enseñanza-aprendizaje basados en un sistema de comunicación mediada por el ordenador. Es necesario al diseñar un entorno virtual de aprendizaje es importante establecer una clara diferenciación entre el diseño de un portal o web informativa y un entorno virtual. Por tanto un EVA, es una aplicación informática diseñada para facilitar la comunicación pedagógica entre los participantes en un proceso educativo, sea éste completamente a distancia, presencial, o de una naturaleza mixta que combine ambas modalidades en diversas proporciones. Un EVA sirve para: distribuir materiales educativos en formato digital, (textos, imágenes, audio, simulaciones, juegos, etc.), realizar discusiones en línea, integrar contenidos relevantes de la web o para posibilitar la participación de expertos o profesionales externos en los debates o charlas.

El diseño de un EVA bajo un enfoque socioconstructivista debería contemplar los siguientes elementos básicos

1. Es un espacio diseñado con finalidades formativas.
2. Es un espacio social
3. El espacio social está representado explícitamente
4. Los estudiantes no sólo son activos sino también actores, co-construyen el espacio virtual, pueden ser también diseñadores y productores de contenidos.
5. No están restringidos a la enseñanza virtual, también pueden enriquecer la enseñanza presencial.
6. Integran diferentes tecnologías y también enfoques pedagógicos múltiples.
7. El entorno virtual no excluye los entornos físicos.


Un EVA es debería ser ante todo, transparente, amigable, de fácil acceso. Por tratarse de un espacio basado en la interacción debería contar con los siguientes espacios comunicativos: comunicación pedagógica para las actividades de aprendizaje basadas en la interacción, (foros, trabajo en grupo, etc.); comunicación social para el intercambio de mensajes personales y grupales; tutoría para la comunicación personal y grupal, asesorar el desarrollo de las actividades, evaluar, etc., y ayuda técnica para la solución a problemas técnicos u organizativos.

Un EVA no se trata de disponer de un espacio centrado en los materiales y el acceso a ellos; no es un repositorio de documentos en diversos formatos y un par de foros para interactuar. Es un espacio que da vida a diferentes expresiones como las interacciones sociales y pedagógicas, así como espacios para el trabajo docente y de los participantes.

Uso de los EVA en Educación

La realidad muestra que los EVA están ampliamente difundidos en la formación universitaria, especialmente postgrado y formación continua, están penetrando con fuerza en la formación corporativa a nivel empresarial y han comenzado a introducirse en el nivel secundario y primario aunque en este en menor medida. Es así que encontramos centros virtuales en los cuales los estudiantes pueden acceder a sus aulas virtuales y los docentes diseñar sus EVA. El problema es que en la mayoría de los casos no se usan los EVA para innovar más bien se los usa para replicar el aula presencial, derivando mucho de estos espacios a repositorios de recursos. A pesar de las bondades de los EVA, su adopción no garantiza la innovación ni la mejora de la calidad de la enseñanza. Podemos encontrar EVA que responden a modelos conductistas en lugar de constructivistas.

Por lo tanto no basta con disponibilizar los recursos tecnológicos, se requieren planes de formación del profesorado para el diseño y tutoría de los EVA. Por tanto es necesario desarrollar en los docentes las competencias para: el uso tecnológicos de los LMS (Learning Management Systems) o plataformas para diseñar un EVA; diseñar experiencias formativas en espacios virtuales bajo metodologías socioconstructivistas; Tutorizar ambientes virtuales. El diseño y la tutoría van de la mano el profesor puede diseñar un muy buen EVA, pero si carece de las competencias para animarlo este puede ser un fracaso.

Para orientarnos mejor del desarrollo a futuro de los EVA, es necesario considerar que se espera de las TIC en Educación, para esto el mejor referente es el Informe Horizon Iberoamerica[1] un estudio en que expertos de diversos países preveen lo que se espera de una a cinco años.

Un año o menos De dos a tres De cuatro a cinco
Contenido Abierto
Aplicaciones Móviles
Computación en nube
Entornos Colaborativos

Entornos Personales de Aprendizaje
Tablets
Aprendizaje Basado en Juegos
Geolocalización
Analíticas de Aprendizaje
Cursos Masivos Abiertos en Línea
Aplicaciones Semánticas
Realidad Aumentada

Se espera en el corto plazo a incorporar aplicaciones móviles, disponer los recursos en la web en la nube, y favorecer las instancias colaborativas, por lo tanto EVA que dispongan de espacios para la colaboración; a mediano plazo interface más icónicas más asociadas a las aplicaciones touch para correr bajo Tablest, incorporar los videojuegos y la geolocalización, siendo el EVA una aplicación más del Entorno Personal de Aprendizaje (PLE) del estudiante y por sobre todo mas conectados con las redes sociales. De los avances a largo plazo se espera que existan instituciones o colectivos que ofrezcan cursos masivos abiertos (MOOC) que los estudiantes y docentes cursen libremente y el uso de la realidad aumentada código QR.
Se espera espacios más sencillos, más icónicos que incorporen diversos recursos provenientes de las aplicaciones Web 2.0, por lo tanto plataformas más simples de usar por parte del docente, con menos necesidad de contar con robustos soportes técnicos y por sobre todo portátiles accesibles desde dispositivos móviles como Celulares, Tablets, etc, el aula en la mano. Actualmente ya se cuenta con aplicaciones Web que permiten generar cursos online, sin la necesidad de que la plataforma este instalada en servidores.

Niveles educativos en los que se puede usar los EVA

Los EVA pueden ser usados en distintos niveles formativos, básicos, secundarios, universitarios y profesionales y en la modalidad e-learning (100% virtual) e-learning (o mixto parte presencial y parte virtual) y como apoyo a la presencialidad. Esta última es la modalidad más extendida en las universidades presenciales y en los centros educativos, pues no se desea emigrar del ámbito presencial cal virtual, sino que potenciar este con la inserción de los EVA para enriquecer esta oferta formativa, aunque paulatinamente el b-learning ha ido ganando espacio. Algo diferente ocurre en las formaciones profesionales donde la escases de tiempo para cursar programas en forma presencial, la cobertura de los mismos en cuanto a matricula y dispersión geográfica de la misma, encuentran en la virtualidad una herramienta para renovar dicha formación.

Los EVA si bien explícitamente no están pensado en Educación Superior y Formación Profesional, encuentran en estos mayor cabida porque se requiere un alto grado de autogestión del aprendizaje y la capacidad para de autonomía, por tanto cierta madurez que no se encuentra en niños pequeños, pero si desde los 12 en adelante. Normalmente cuando se usa una plataforma para niños más pequeños es para disponiblizar los materailes o sea como repositorio, siendo los padres los que entran a bajar estos materiales para sus el trabajo de sus hijos.

Pensando en un centro educativos cuantos docentes envía trabajos a sus alumnos por mail?, reciben trabajos por esta vía?, cuantos alumnos que por ausentarse a clases quedan desconectados de las materias abordadas, y cuanta actividades que inician en clases como debates debates quedan truncos por la temporalidad de la clase? El EVA ofrece la posibilidad de generar un ambiente virtual donde estén las actividades que expliciten lo hecho en clases y desde ahí se articule la llamada a materiales (presentaciones, web, videos, lecturas, etc), extensiones de estas actividades en foros, wikis, etc y dar tareas a los alumnos y recepcionarlas, generar evaluaciones, encuestas, glosarios para el curso o por unidad. En lugar de tener los materiales y tareas distribuidos y difíciles de gestionar en el correo electrónico, es más eficiente centralizar en un EVA, donde además puede evaluar y tener estadísticas de acceso a la actividades, conectividad y participación en los espacios interactivos. Por otro lado las plataformas en que se diseñan los EVA son más cercanas a los estudiantes pues poseen herramientas para la colaboración, la interacción y algunas se comunican con las redes sociales, No olvidemos que el mail es usado por los mayores los jóvenes lo revisan a lo lejos y básicamente para contactarse con los mayores, para la comunicación entre pares usan las redes sociales, los servicios de mensajerías que les aseguren comunicación online o de rápida respuesta.

El profesor en un EVA

El rol del profesor es vital a la hora de diseñar e implementar un EVA, especialmente cuando es para apoyar o complementar la clase. El profesor actúa como diseñador del EVA y en su ejecución como tutor. Ambas competencias al menos los docentes actuales no las adquirieron en su formación profesional fueron formados para actuar en espacios presenciales, planificar y crear ambientes de aprendizaje presenciales y ahora se les pide que lo hagan en un espacio virtual.

Las habilidades que posee y manifiesta un docente en un ámbito presencial, no garantizan el éxito del proceso de aprendizaje cuando actúa en entornos virtuales. Sin duda lo aprendido en el ámbito presencial puede ser una muy buena base, no obstante, cuando se trata de transitar desde el ámbito presencial al virtual, algunas competencias deberán adecuarse o perfeccionarse, otras habrá que aprenderlas y unas cuantas, directamente, desaprenderlas. Por estas razones se hace necesario un proceso de formación que permita dotar al tutor de las habilidades necesarias para cumplir adecuadamente su rol.

El hecho de que en los entornos virtuales de aprendizaje, EVA, los procesos asociados a la enseñanza y aprendizaje estén mediados por la tecnología; no se desarrollen en un mismo espacio y tiempo; impliquen el uso de las comunicaciones asíncronas y síncronas, entre otras características distintivas, hace necesario de parte de los tutores la adquisición de nuevas competencias; la generación de nuevas formas de organizar su acción docente; en definitiva, un replanteamiento de su rol.

Lo anterior requiere que el docente cuente con competencias en el ámbito del diseño de los EVA como en su tutoria.

Competencias en el diseño del EVA

a) Conocer la plataforma virtual y sus herramientas administrativas y pedagógicas
b) Diseñar espacios en la plataforma virtual para lo social, técnico, pedagógico y administrativo
c) Seleccionar recursos TIC para enriquecer las actividades
d) Diseñar recursos y materiales de aprendizaje.
e) Conocer metodologías de aprendizaje centradas en el estudiantes y como ellas se fortalecen en los espacios virtuales
f) Diseñar actividades en la plataforma que hagan uso de los recursos de la plataforma y de la web
g) Articular en la plataforma recursos, materiales , actividades e interacciones de dando vida a un ambiente de aprendizaje
Competencias Tutoriales

a) Orientar y asesorar a los alumnos durante el proceso formativo.
b) Promover la participación de los alumnos en el curso.
c) Demostrar habilidades comunicativas utilizando las distintas herramientas de comunicación, con el objetivo de fomentar la interacción entre los participantes.
d) Seleccionar el más adecuado sistema de tutorías, las cuales puedes ser individuales o grupales, online o presenciales.
e) Evaluar las tareas individuales y grupales de los alumnos a lo largo del curso. 

Los EVA no vienen a reemplazar al profesor al contrario viene a relevar su rol en los escenarios actuales de una sociedad altamente tecnologizada e interconectada. Es el docente el llamado a tomarse estos espacios virtuales para esta vez crear ambientes de aprendizajes que extiendan la docencia más allá de las limitantes de espacio y tiempo de aula virtual.

Por otro lado el EVA da la posibilidad que docentes que dan una misma asignatura trabajen en conjunto en el diseño de un curso, acordando programa, estructura de las undades y distribuyendo las tareas. El docente será responsable de alguna(s) unidad(es) y podrá colaborar en las otras con materiales y actividades. Una gran opostunidad de colaborar con los otros docentes y de ofrecer a los estudiantes un estándar de curso, sobre el cual cada docente podría introducir mejoras para dar su sello personal.

Herramientas para generar EVA

Primero que nada es necesario diferenciar entre EVA y plataformas virtuales o aplicaciones Web, el primero de naturaleza estrictamente pedagógica definido como el espacio de formación que se genera para facilicitar el proceso de enseñanza y aprendizaje y el segundo asociado más bien a la informática entendido como la herramienta que se utiliza para hacerlo. La calidad del EVA no se relaciona necesariamente con el potencial de la herramienta web que se utilice para su diseño, podemos tener un muy buen EVA usando una herramienta sencilla y también un EVA muy pobre en una plataforma con muchos recursos tecnológicos. Es más, se puede generar con una plataforma solo un repositorio de recursos sin interacción entre alumnos y entre éstos y el profesor, la plataforma lo permite. Debemos entender el concepto de EVA no como una plataforma, sino como un enfoque pedagógico para la gestión de estas últimas, asociado orientación docente, comunicación entre aprendices y acciones didácticas en torno a una actividad de aprendizaje.

Dentro de las aplicaciones Web para generar EVA hay tres grandes familias de acuerdo a su forma de administración: las plataformas pagadas que cobran anualmente por licencia como Blackboard, Web CT; las plataformas corporativas que correspondes a aplicaciones Web desarrolladas y mantenidas por las propias instituciones y finalmente las de código abierto que no revisten cobro pudiendo bajarse e instala y administrar desde un servidor local como se actualizan con cierta frecuencia, existe una comunidad de usuarios que apoyan en su uso técnico, son las más usadas en el sistema escolar. Estas plataformas de código abierto proveen espacios para: la comunicación como el foro, el diario mural; el envío de tareas; construcción y aplicación de encuestas y cuestionarios; trabajo colaborativo en Wiki, Web Quest; Co-Evaluación taller. Además cuenta con Glosarios y Base de datos que pueden ser definidos por el docente o construidos colaborativamente por los participantes, entre otras. Además posee herramientas para administrar las calificaciones, el acceso a la plataforma, el seguimiento de las actividades del curso en general y de los alumnos en particular, calendario, entre otras. Entre ella encontramos a Moodle, Sakai, Dokeos, Claroline, Atutor, Rcampus.

Adicional a lo anterior hay herramientas Web que nos permiten en forma más liviana crea EVA de acompañamiento a la clase presencial(Entornos Virtuales de Aprendizaje para la Presencialidad EVAp). Dentro de ellas está el uso de Blogs en el cual los aspectos tradicionales del Blog como entradas, páginas, enlaces a materiales, entre otros, se utilizan para entregar actividades y materiales de aprendizaje y los comentarios para mediar los aprendizajes, en algunos casos se puede añadir módulos para la parte administrativo como el envío de trabajos y las calificaciones. Aplicaciones como Edoome o Edmodo diseñadas para administrar cursos online que apoyen una clase presencial, permiten subir la descripción y programa del curso, material del curso, generar foros iniciados por profesores o alumnos, generar tareas para lo cual los estudiantes deben subirlas a la plataforma, calificar las tareas enviadas por la plataforma como otras evaluaciones ej: participación en clases o foro; llevar calendario de actividades del curso. Es sencilla de usar, es un término medio entre Moodle y Facebook

En mi opinión dada la diversidad de herramientas hoy disponibles para generar EVA, deberíamos avanzar hacia el uso de plataformas más apropiadas a la necesidad del docente, por tanto el nivel de complejidad de las mismas debería ser proporcional al nivel de complejidad de la tarea docente. El docente debería conocer un abanico de plataformas y seleccionar la más precisa. No es lo mismo diseñar un curso e-learning o b-learning que un espacio de acompañamiento a la clase presencial. Las dos primeras instancias requieren una plataforma más robusta y la segunda otra más sencilla. En consecuencia, lo recomendable es establecer criterios de selección de plataforma de acuerdo a las necesidades formativas y las competencias digitales de estudiantes y docentes, para que de esta forma la integración de plataformas virtuales responda al logro de una innovación educativa y no a un escollo metodológico tanto para docentes como estudiantes.

¿Por qué usar los EVA?

En la actualidad el aprendizaje ya no se encuentra circunscritos a la escuela, se encuentra distribuido en la web, crece en forma exponencial diariamente y no es el docente el único encargado de proveerlo. Utilizar un EVA como apoyo a la docencia para innovar en los procesos de enseñanza y aprendizaje, es una necesidad para disminuir la brecha entre el aprendizaje formal en el aula y el aprendizaje informal que se presenta en la Web.

La experiencia ha demostrado que contar con TIC en las Instituciones de Educación y que los alumnos cuenten con ellas, no es suficiente para insertarlas en forma innovadora en los procesos de enseñanza y aprendizaje. Los estudiantes y profesores usan diversas TIC fuera del aula pero al momento de la clase en el aula normalmente este uso se reduce al presentador. En efecto, el uso de las TIC es escasa, utilizándose generalmente para apoyar un modelo transmisivo de conocimiento, siendo la presentación y por tanto el proyector (data show) el recurso más usado por los docentes, uso de tecnología si innovación docente ninguna.

Estamos en presencia de una nueva generación de jóvenes, la cual está fuertemente identificada y familiarizada con el uso de las tecnologías. Una generación de jóvenes que se han formado y han crecido en la era digital, viven en una cultura de la interacción y su paradigma comunicacional se basa más en la interactividad al usar un medio instantáneo y personalizable como Internet. Estos jóvenes al usar forma intensiva y creativa las herramientas de la Web como foros, wikis, blogs, redes sociales (facebook, Twitter, etc.,) suelen tener más problemas para adaptarse a la enseñanza. Los estudiantes de hoy esperarían educarse en ambientes más creativos usando las herramientas TIC que utilizan normalmente en sus vidas. Esto abre un espacio propicio para insertar los EVA para involucrar al estudiante en el aprendizaje como un actor protagónico; el protagonismo que le da la Web de poder opinar, interactuar y aportar conocimiento a la red. El EVA puede ser el puente entre la enseñanza en el aula y en el espacio virtual, entre el aprendizaje formal e informal.

Etapas seguir al implementar un EVA

El diseño de un EVA considera una serie de acciones que se desarrollan en cierto paralelismo dada su complementariedad. Es un proceso que en muchas ocasiones requiere volver a etapas anteriores y ajustarlo para que el diseño sea un todo armónico y coherente. En el diseño puede estar todo a cargo de un profesional: el docente es el caso típico de la docencia universitaria, sobre todo cuando no existe una unidad de virtualización.

El diseño de un curso online, debería considerar cuatro etapas  (Silva, 2011, página 78) que interactúan entre ellas, estas son: Definiciones previas y Organización; Diseño Pedagógico; El diseño; Implementación en plataforma.

El diseño e implementación de un EVA puede significar una instancia para renovar las prácticas docentes aprovechando las bondades que estos proporcionan. El trabajo que requiere invita a reflexionar respecto a la forma de concebir el proceso de enseñanza y aprendizaje y el rol que en este proceso juegan los estudiantes, profesores y materiales.

La incorporación de un EVA por sí solo no garantiza la innovación ni la mejora de la calidad de la enseñanza, es necesario modificar los modelos pedagógicos. El diseño de un EVA para innovar en las prácticas pedagógicas requiere de las siguientes condiciones:
  1. Implementar planes de formación del profesorado que consideren metodologías asociadas a la construcción social de conocimiento, el desarrollo de competencias en el uso tecnológico de estos espacios y en las habilidades relacionadas al rol del docente como diseñador de experiencias formativas virtuales y animador de estos espacios. 
  2. Contar con el apoyo institucional que provea los recursos materiales tecnológicos y humanos que permitan a los docentes implementar sus espacios. 
  3. Contar con un equipo de profesionales de las áreas técnicas, gráficas y pedagógicas, que apoye a los docentes en el diseño, implementación y administración del EVA. 
  4. Crear comunidades de práctica que permita a los docentes reflexionar y compartir la experiencia de diseñar e implementar un EVA, recibir apoyo técnico y pedagógico. 
  5. Utilizar propuestas pedagógicas que apelen a metodologías en las que el participante juegue un rol activo en el proceso de enseñanza y aprendizaje.
REFERENCIAS

NMC y el eLearn Center de la Universitat Oberta de Catalunya (2013).Perspectivas tecnológicas. Educación Superior en Iberoamérica 2012-2017 http://hdl.handle.net/10609/17021

Silva Juan (2011). Diseño y Moderación de Entornos Virtuales de Aprendizaje. Barcelona: Editorial Universidat Oberta de Cataluña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario